Cómo Distinguir un Reloj Falso

No importa cuánto se esfuercen los fabricantes de relojes réplica, no pueden elaborar una copia exacta de los relojes auténticos. Algunos modelos están mejor imitados que otros. Por lo general, los relojes menos complicados como los Rolex son los que pueden imitarse mejor que otros más complejos como un Breitling Navitimer World GMT. Pero aún así, las mejores réplicas tienen sus detalles. Lo único que necesita es saber qué partes mirar. Aquí encontrará algunas “características esenciales” de los relojes en donde puede haber defectos:

  • Revise las inscripciones. Muchas copias baratas tienen errores de escritura. En este ejemplo hay una letra “N” que hace falta en la palabra “PROFESSIONAL”. Que vergüenza. J
  • Mire de cerca en el interior de los eslabones de la correa, donde ésta se conecta a la caja. La superficie no debe ser áspera o irregular.
  • Observe la forma como la fecha cambia cuando el minutero pasa la marca de las 12. En un reloj auténtico la fecha “cambia” inmediatamente, mientras que en las réplicas no cambia de igual manera.
  • La ventana que muestra la fecha – muchas veces el color de los números y el color del fondo pueden estar equivocados.
  • Las funciones y las marcas del cronógrafo. Las réplicas por debajo de los $200 están equipadas con un movimiento automático hecho en Asia. Estos mecanismos no son lo suficientemente complejos para reproducir funciones de los relojes originales, por lo que muestran algo completamente distinto (p. Ej., días en vez de segundos). Los relojes réplica suizos tienen mecanismos hechos en Suiza, por lo que todas las funciones deben ser correctas.
  • Con frecuencia, los dientes del bisel y la forma de los protectores de la corona difieren de los relojes auténticos.
  • Manecillas – me sorprende que algunas réplicas tengan un solo defecto: sus segunderos lucen distintos. Si se esmeraron tanto en copiar todo el reloj, ¿por qué no colocan el segundero correcto?

Logotipo – a veces hasta algo tan sencillo como un logotipo puede tener errores. Por ejemplo, en los Breitling o Tag Heuer genuinos, el logotipo a veces está grabado y en ocasiones pegado. Desafortunadamente, los “maestros” de las réplicas muchas veces copian únicamente un tipo de logotipo y lo pegan en todas las distintas réplicas